¿Cómo afecta a nuestra salud el exceso de sodio en los alimentos?

Lunes, 9 Septiembre 2019 - 11:37am

El sodio es un mineral esencial para la vida. La fuente de sodio es el cloruro de sodio o sal común, este es necesario para controlar el equilibrio de los líquidos de del cuerpo. También ayuda a enviar impulsos nerviosos y afecta la función muscular permitiendo que los músculos respondan adecuadamente a los impulsos nerviosos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), consumir menos de cinco gramos diarios de sal al día ayuda a prevenir la hipertensión y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, principalmente en los adultos.

El contenido de sodio de los alimentos es muy variable y depende del alimento mismo, así como de su elaboración. Estos son algunos alimentos que contienen bajos y altos niveles de sodio:

  • Los alimentos naturalmente bajos en sodio son las frutas y verduras.
  • El contenido de sodio de los alimentos procesados varía dependiendo de la cantidad de sal añadida durante su preparación.
  • Los productos de origen animal (carnes rojas y blancas, productos del mar y lácteos) contienen más sodio.
  • En la mayoría de los países, los derivados de los cereales, incluyendo el pan, son la principal fuente de sodio no discrecional, seguidos de la carne, huevo, pescado y mariscos, leche y productos lácteos.

¿Cómo el exceso de sodio afecta nuestra salud?

El exceso de sodio afecta directamente la salud por su actividad de retención de líquidos. Tener niveles altos ocasiona que la sangre no fluya con normalidad, como consecuencia, causa deficiencia en la perfusión del fluido sanguíneo.

Consumir niveles excesivos de sodio te puede poner en riesgo de sufrir: presión arterial alta, ataque cerebral, insuficiencia cardiaca, osteoporosis, cáncer estomacal, enfermedad renal, piedras renales, hipertrofia del músculo cardiaco, dolor de cabeza, retención de líquidos, inflamación y aumento de peso.

La OMS recomienda reducir la ingesta de sodio a menos de 2 g/día (5 g/día de sal) para reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cardiopatía coronaria en adultos.

Empieza por reducir el consume de alimentos procesados, revisa los octógonos de advertencia y prefiera alimentos con niveles bajos en sodio, y mayor contenido nutricional. Recuerda que un trabajador sano es siempre unos más eficiente.

Fuentes

Gaitán, D., Chamorro, R., Cediel, G., Lozano, G., & Gomes, F. D. S. (2015). Sodio y enfermedad cardiovascular: contexto en Latinoamérica. Archivos Latinoamericanos de Nutrición, 65(4), 206-215.

Saieh, A. C., Zehnder, B. C., Castro, C. E. M., & Sanhueza, P. (2015). Etiquetado nutricional, ¿qué se sabe del contenido de sodio en los alimentos? Revista Médica Clínica Las Condes, 26(1), 113-118.

Organización Mundial de la Salud (OMS).