Grasas Trans: ¿qué son y cómo afectan nuestra salud?

Lunes, 12 Agosto 2019 - 11:07pm

Las grasas trans (AGT) son ácidos grasos insaturados que se forman de manera industrial (proceso llamado hidrogenación) al convertir aceite líquido en grasa sólida como manteca o margarina. También se conocen como ácidos grasos trans, aceites parcialmente hidrogenados y grasas trans-colesterol.

Este tipo de grasa alimentaria es la peor para su salud. Consumirla en exceso incrementa su riesgo de padecer enfermedades cardíacas y otros padecimientos de salud. Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos fritos, comidas rápidas, empacados o procesados. Entre los ejemplos destacan: empanizados y frituras, manteca y margarina en barra, pasteles, mezcla para pasteles, tarta y masa para tarta.

Aunque los alimentos de origen animal, como las carnes rojas y los lácteos, tienen pequeñas cantidades de grasas trans, la mayoría de las grasas trans proviene de los alimentos procesados.

¿Como las grasas trans afectan nuestra salud?

Los ácidos grasos trans se absorben por el aparato digestivo y pasan a la sangre. Se incorporan a la membrana de las células donde sustituyen a los fosfolípidos (grasas que componen las membranas celulares) y estas pierden o disminuyen su flexibilidad y fluidez, por lo que otras moléculas, como las del colesterol, no pueden acoplarse a la membrana y quedan libres, aumentando los niveles de colesterol en sangre.

Como aumenta el colesterol esterificado se incrementa el intercambio del mismo, de proteínas grandes (HDL) hacia las proteínas pequeñas o de baja densidad, que son las que tienen capacidad para depositarse en la pared arterial. Este mecanismo de depósito en la pared de los vasos sanguíneos provoca depósitos de calcio y se forma la llamada placa de ateroma. La arterioesclerosis es un endurecimiento de las arterias, provocado en parte por el depósito de lípidos y calcio en la pared arterial.

Por eso el primer efecto de los ácidos grasos trans es aumentar los niveles de colesterol total, sobre todo del colesterol LDL (colesterol malo), mientras que disminuye el colesterol HDL (colesterol bueno). En comparación con el consumo de cantidades iguales de calorías provenientes de grasas saturadas y grasas insaturadas, el consumo de ácidos grasos trans provoca casi el doble de cantidad de LDL.

Para prevenir los efectos que el consumo de las grasas trans tiene en su salud, puede reducir la cantidad de grasas trans que consume sustituyendo los alimentos poco saludables con opciones más saludables. Reemplace alimentos altos en grasas saturadas y grasas trans con alimentos que tienen grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Por ejemplo:

  • Utilice aceite de oliva en lugar de mantequilla y otras grasas sólidas.
  • Pregunte en qué tipo de grasas se cocinan los alimentos cuando salga a comer a restaurantes.
  • Evite los alimentos fritos, empaquetados y procesados.
  • Reemplace las carnes con pollo sin piel o pescado algunos días a la semana.
  • Reemplace los lácteos enteros con leche, yogur y queso bajos en grasas o desgrasados.

Fuentes

Valenzuela, A. (2008). Ácidos grasos con isomería trans I: Su origen y los efectos en la salud humana. Revista chilena de nutrición, 35(3), 162-171.

Fernández, L. C., Serra, J. D., Álvarez, J. M., Alberich, R. S., & Jiménez, F. P. (2011). Grasas de la dieta y salud cardiovascular. Clínica e Investigación en Arteriosclerosis, 23, 1-36.