Prueba rápida para COVID-19

La prueba rápida o prueba serológica no detecta el coronavirus en sí, sino los anticuerpos que el organismo genera para defenderse de él. Esta prueba busca proteínas (anticuerpos) en el sistema inmunológico a través de una muestra de sangre.

Usualmente la prueba rápida es efectiva en un 50% cuando han transcurrido 7 días después del contagio de COVID-19; la efectividad aumenta a 75% en el día 12 y la más alta probabilidad de detección el día 14. Cuando se realiza la prueba serológica a un contagiado por coronavirus y esta no detecta la afección, se le conoce como falso negativo.

Los resultados de la prueba rápida se obtienen en menos de 15 minutos. Sin embargo, como organización que se preocupa por la seguridad y salud de los trabajadores, hemos elaborado un protocolo más efectivo para prevenir el contagio del coronavirus.

¿Qué ofrecemos?

  • Pruebas rápidas para COVID-19 certificadas por el Ministerio de Salud (MINSA) y la Food and Drug Administration (FDA).
  • Anamnesis dirigida del paciente para descarte de coronavirus y reporte de nivel de riesgos sobre probable infección.
  • Toma y registro de signos vitales, toma de temperatura con termómetro infrarrojo y pulso-oximetría.
  • Constancia de estado de salud.
  • Entrega de resultado online.
  • Servicio a domicilio para pacientes particulares.
  • Precios corporativos para empresas que requieran realizar pruebas rápidas como parte de su protocolo de bioseguridad.

Beneficios

  • Evita la propagación del virus en las instalaciones de su empresa y, de esta forma, se previene la paralización de operaciones.
  • Crea una cultura de prevención del coronavirus COVID-19 entre sus colaboradores, además garantizar un ambiente seguro para todo el personal.
  • Fortalece y complementa las medidas de bioseguridad en sus instalaciones.