¿Qué es la parálisis facial y cómo puedo identificarla?

Lunes, 18 Noviembre 2019 - 6:50pm

La parálisis facial es la imposibilidad de mover uno o varios músculos de la cara debido a un síndrome que afecta al nervio facial. También puede producirse por un daño en la zona del cerebro que envía las señales a los músculos de la cara. Desde el punto de vista oftalmológico, esta parálisis afecta al músculo orbicular, encargado del correcto cierre de los párpados, lo que puede tener múltiples consecuencias visuales.

El nervio facial está unido directamente con el cerebro y su función es controlar la musculatura de la cara, la producción de lágrimas y saliva, la percepción auditiva, el cierre y apertura de los ojos y el sentido de gusto, alojado en la lengua.

¿Qué puede provocar una parálisis facial?

Este nervio facial puede verse afectado por múltiples situaciones que provocan su mal funcionamiento. Entre las causas de la parálisis facial se pueden encontrar:

  • Daño o hinchazón del nervio facial, el cual lleva señales del cerebro a los músculos de la cara.
  • Daño al área del cerebro que envía señales a los músculos de la cara.
  • Infección del cerebro o de los tejidos circundantes.
  • Enfermedad de Lyme.
  • Sarcoidosis.
  • Tumor que presiona sobre el nervio facial.

¿Cuáles son los síntomas de la parálisis facial?

Entre los síntomas de la parálisis facial se encuentran la imposibilidad de subir las cejas, cerrar los ojos, mover los músculos de la mejilla, incapacidad para sonreír, mover los labios.

Tratamientos para la parálisis facial

Los tratamientos de la parálisis facial son diferentes, según el tipo de parálisis:

  • Parálisis de Bell o idiopática: el tratamiento inicial consiste en la administración de corticoides orales durante un período de 10 días, para ayudar a la desinflamación del nervio. En casos seleccionados, podría estar indicada la descompresión quirúrgica del nervio facial.
  • Parálisis secundaria a una lesión del nervio facial, por corte por herida, fractura o por la resección de un tumor. Aquí la cirugía es la única alternativa para reparar de formar directa dentro de los 3 primeros días posteriores a la lesión, siempre y cuando la condición del paciente y la herida lo permita.
  • Parálisis incompletas: esta condición constituye un escenario mixto, donde generalmente se preserva un tono muscular suficiente que otorga simetría en reposo pero que, sin embargo, al realizar movimientos como el de la sonrisa, es evidente que existe una menor activación en el lado afectado. En estos casos existen alternativas de tratamiento que van desde el uso de bótox del lado sano para mitigar el movimiento de este y con ello lograr una mejor simetría; hasta la cirugía.

Fuentes

Rodríguez-Ortiz, M. D., Mangas-Martínez, S., Ortiz-Reyes, M. G., Rosete-Gil, H. S., Vales-Hidalgo, O., & Hinojosa-González, R. (2011). Parálisis facial periférica. Tratamientos y consideraciones. Archivos de Neurociencias, 16(3), 148-155.

Benítez, S., Danilla, S., Troncoso, E., Kinesióloga, A. M. F., & Kinesióloga, J. M. A. (2016). Manejo integral de la parálisis facial. Revista Médica Clínica Las Condes, 27(1), 22-28.

Parálisis de Bell - National Institute of Neurological Disorders and Stroke

Parálisis facial: causas y tratamientos – Clínica Baviera

Parálisis facial – Mayo Clinic