¿Qué son las plaquetas y qué dicen acerca de tu salud?

Martes, 4 Febrero 2020 - 2:29am

Las plaquetas son un trozo diminuto de célula en forma de disco que se encuentra en la sangre y el bazo. Las plaquetas son fragmentos de células muy grandes en la médula ósea que se llaman megacariocitos. Ayudan a producir coágulos sanguíneos para hacer más lento el sangrado o frenarlo y para facilitar la cicatrización de las heridas.

Hay problemas cuando la cantidad de plaquetas es insuficiente o excesiva, o las plaquetas no funcionan como deberían. Controlar la cantidad de plaquetas en la sangre tal vez ayude a diagnosticar ciertas enfermedades o trastornos. Las cifras normales en la sangre están entre 150.000 a 450.000 por milímetro cúbico. La trombopoyetina es una sustancia natural que estimula a la médula para la formación de plaquetas.

Las plaquetas se acumulan en las heridas, provocando una contracción del vaso sanguíneo y la activación de los factores de coagulación que forman un coágulo que detiene definitivamente la hemorragia. Las plaquetas viven de unos cinco a diez días en la sangre.

¿Qué dicen las plaquetas acerca de tu salud?

Las causas que provocan una baja de las plaquetas pueden ser muy variadas, tanto por causas congénitas como por procesos oncológicos de la médula ósea o el uso de algunos medicamentos. Algunas de las enfermedades o condiciones que promueven una baja de las plaquetas son:

  • Leucemia.
  • Algunos tipos de anemia.
  • Hepatitis C.
  • Infección por el VIH.
  • Ciertos quimioterápicos.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Embarazo.
  • Lupus.
  • Artritis reumatoide.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática.
  • Síndrome hemolítico urémico.
  • Shock séptico (complicación grave de una infección).
  • Ciertos fármacos (sulfamidas, anticonvulsivos, heparina.

Una persona con plaquetas bajas puede experimentar algunos de estos síntomas:

  • Tendencia a la formación espontánea de hematomas.
  • Aparición de petequias en la piel (hematomas diminutos).
  • Hemorragia prolongada en heridas de escasa consideración.
  • Sangrado espontáneo por la nariz.
  • Sangrado de encías.
  • Sangre en heces u orina.
  • Menstruación muy abundante y prolongada.
  • Cansancio marcado.
  • Coloración amarillenta de la piel (ictericia).
  • Aumento del tamaño del bazo en la cavidad abdominal.

Una de las formas de conocer el estado de las plaquetas, al igual que en el caso de los glóbulos rojos, es mediante exámenes como hemogramas. Practicarse este tipo de pruebas, al menos una vez al año nos ayudaran a conocer y prevenir padecimientos que afecten nuestra salud y calidad de vida.

Fuentes

Badimón, L., Vilahur, G., & Padró, T. (2009). Lipoproteínas, plaquetas y aterotrombosis. Revista espanola de cardiologia, 62(10), 1161-1178.

Mesa, M. G., & Alfonso, C. C. (2000). Características estructurales y funcionales de las plaquetas. Rev Cubana Angiol y Cir Vasc, 1(2), 132-41.

¿Qué son las plaquetas? – Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia.

Introducción a los trastornos de las plaquetas – Manual MSD.