¿Cuáles exámenes detectan consumo de drogas en un trabajador?

Lunes, 23 Diciembre 2019 - 7:49pm

El consumo ilegal de drogas por parte de los colaboradores tiene como resultado un nivel de ausentismo más alto y una disminución de la productividad, entre otros factores negativos.

Por esta razón, muchos empleadores implementan procedimientos para la detección de drogas antes de la contratación (y a veces después de la contratación) así como, para protegerse de la responsabilidad por las acciones de sus trabajadores.

Las pruebas de drogas tratan de detectar una o más drogas ilegales o medicamentos recetados en la orina, la sangre, la saliva, el cabello o el sudor. La prueba de orina es el tipo más común de prueba de detección de drogas. Las drogas o fármacos más comúnmente buscados mediante estas pruebas son:

  • Marihuana.
  • Opiáceos como heroína, codeína, oxicodona, morfina, hidrocodona y fentanilo.
  • Anfetaminas como las metanfetaminas.
  • Cocaína.
  • Esteroides.
  • Barbitúricos como fenobarbital y secobarbital.
  • Fenciclidina.

¿Qué información brindan estas pruebas?

Si los resultados de las pruebas son negativos, significa que no se encontraron drogas en el cuerpo o que el nivel estuvo por debajo de ciertos límites, los cuales varían según el tipo de droga.

Si los resultados son positivos, significa que se detectaron una o más drogas en el cuerpo que estaban por encima de ciertos límites. Sin embargo, puede haber resultados positivos falsos. Por eso, cuando la primera prueba encuentra ciertas drogas o medicamentos, hay que hacer pruebas adicionales para confirmar el resultado.

¿Qué se puede hacer si el colaborador consume drogas?

De acuerdo con la Corte Suprema “es justificado el despido cuando un trabajador no se somete a una prueba de alcoholemia, para determinar su estado de embriaguez, ya que su negativa a someterse a la prueba implica el reconocimiento (Casación Laboral N° 8581-2016- Moquegua)”. Esto aplica también para el consumo de drogas, ya que la legislación laboral dispone que es una falta grave la concurrencia reiterada en estado de embriaguez o bajo influencia de drogas o sustancias estupefacientes, al trabajo.

En ese sentido, la legislación faculta a los empleadores a la aplicación de este tipo de pruebas que permitan conocer si algún colaborador se encuentra o no bajo el efecto de este tipo de sustancias ilegales.

En caso de que una prueba de un medicamento legalmente recetado por su médico sea positiva, su empleador no puede penalizarlo por este resultado, a menos que el medicamento esté afectando su capacidad para hacer su trabajo.

Fuentes: Diario Gestión y Organización Panamericana de la Salud