¿Por qué es importante lavarse las manos?

Lunes, 14 Octubre 2019 - 8:10am

Cada 15 de octubre se celebra el Día Mundial de Lavado de Manos, fecha que se conmemora desde el año 2008, como una iniciativa promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) conjuntamente con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Esta importante acción cotidiana es primordial para mantener un buen estado de salud. Por ello, la OPS-OMS y el fondo de las naciones para la infancia (UNICEF) unen fuerzas cada año para lograr que las personas aprendan a lavarse las manos con la finalidad de mejorar su calidad de vida.

Lavarse las manos con jabón es algo simple, pero es una de las intervenciones de salud pública más eficaces y baratas del mundo. Nuestras manos tocan todo y por tanto están expuestas a numerosas bacterias e infecciones, de ahí que un acto tan sencillo como lavarnos las manos puede evitarnos contraer enfermedades y contribuir al resguardo de nuestra salud.

El objetivo de esta celebración es resaltar la importancia del correcto lavado de manos con agua y jabón en momentos clave del día. Enfermedades serias como la meningitis, bronquitis, hepatitis “A” y la mayoría de los tipos de diarrea infecciosa pueden evitarse con el simple acto de lavarse las manos adecuadamente.

¿Cuándo debes lavarte las manos?

Así como después de cada comida es importante cepillarse los dientes, al terminar ciertas actividades, ya sea en el trabajo o propias del hogar, es imperioso lavarse las manos.

Luego de ir al baño –aún más si es público-, al terminar la jornada laboral, después de contar o tocar billetes, tras toser o estornudar, después de acariciar a las mascotas, antes y después de preparar alimentos especialmente crudos y después de manipular basura es necesario lavarse las manos.

¿Cómo debes lavarte las manos?

El ritual de lavado manos es una actividad que no te tomará más de 15 segundos, y este rito se debe repetir todas las veces que sean necesarias. Para desinfectar las manos, siempre será mejor utilizar agua caliente o tibia; si las manos están sucias, deben lavarse con jabón, ya sea en pastilla o líquido, en el caso de sitios públicos, siempre es mejor utilizar el jabón líquido.

Luego de lavar las manos, sécalas con una toalla de algodón, con papel o con secador si se trata de un baño público. Y recuerda, haz de este ritual un hábito en tu vida para proteger tu salud. 

Fuentes: El Mundo España, Hoy Saludable, OMS y Global Handwashing