¿Qué son pausas activas y por qué son beneficiosas?

Viernes, 3 Noviembre 2017 - 5:23pm

¿Has escuchado alguna vez el término pausas activas? Consiste en una actividad física realizada en un breve espacio de tiempo durante la jornada laboral, orientada a que las personas recuperen energías para lograr un desempeño eficiente del trabajo.

Las pausas activas son un período de recuperación del cuerpo, posterior a los estados de tensión por consecuencia de carga física laboral. Y definitivamente son las opciones más simples para mejorar la salud y eficiencia laboral.

Estas pausas periódicas generan mayor productividad, inspiran la creatividad y mejoran la actitud de los colaboradores, además de ser un ejercicio recomendado para evitar que algunos miembros corporales se atrofien o sufran lesiones que nos generen malos hábitos posturales.

Las pausas deben realizarse al menos dos veces al día con una duración de 5 a 10 minutos para que el cuerpo obtenga la energía necesaria y logre continuar con las actividades del día para obtener los beneficios que conllevan.

Existen varios ejercicios que se pueden realizar durante la jornada laboral, incluso en el mismo puesto de trabajo, como: girar el torso de izquierda a derecha, estirar los brazos de un lado a otro, mover la cabeza hacia los lados o mover las muñecas circularmente.

Beneficios de las pausas activas

  • Rompen la rutina de trabajo y reactivan la energía de las personas, por lo que su estado de ánimo y alerta mejora notablemente.
  • Disminuyen el estrés y sensación de fatiga.
  • Motivan y mejoran las relaciones interpersonales y promueven la integración social.
  • Mejoran la condición del estado de salud general al estimular y favorecer la circulación.
  • Disminuye la acumulación de ácido láctico y el esfuerzo en la ejecución de las tareas diarias.
  • Reduce la tensión muscular.
  • Mejora la movilidad articular, la flexibilidad muscular, la postura y el desempeño laboral.

¿Con qué frecuencia deben realizarse?

Son recomendables períodos de 5 minutos de pausas activas cada dos horas de trabajo, mínimo 2 veces al día. Lo ideal es hacerlos en la mañana o antes de empezar el turno como calentamiento muscular que prepara el cuerpo para la jornada laboral y la segunda vez puede ser a mitad de jornada o final de ésta con el objetivo de relajar o estirar los músculos fatigados.

Ahora que conoces los beneficios e importancia de las pausas activas, ¡anímate a realizarlas! Si deseas saber más acerca del tema consulta por nuestro servicio de Gimnasia Laboral.

Fuentes: BCBSU Uruguay, cardiosalud.org y PCN Post