¿Cómo afecta la obesidad tu productividad en el trabajo?

Viernes, 4 Agosto 2017 - 6:30pm

El sobrepeso y la obesidad, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son enfermedades que pueden ser consideradas como una epidemia mundial, dadas las altas tasas de mortalidad. En Perú, para el año 2016, se estimaba que el 79% de la población sufre estos padecimientos según un estudio publicado por el Instituto Integración.

La obesidad es una enfermedad crónica cuya causa principal es el desequilibrio energético entre las calorías que consume el individuo con relación a las que gasta, y el padecimiento está caracterizado por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo.

Si bien el sobrepeso es una condición multifactorial, el aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y a su vez el descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, pueden ser los factores fundamentales que causan esta enfermedad.

La obesidad y sobrepeso están asociadas con numerosas complicaciones como la diabetes mellitus, pero además investigaciones sugieren que aumentan el riesgo de ciertas enfermedades o condiciones laborales, como los trastornos musculoesqueléticos, enfermedades cardiovasculares, asma, hipertensión arterial, artritis, e incluso estrés y depresión.

El estado de salud de los individuos es esencial para el desarrollo de las capacidades físicas, razonamiento y funcionamiento cognitivo e interacción social. La productividad de las personas puede disminuir cuando se sufre de obesidad, ya que, al tener más peso de la cuenta, el trabajador presenta muchas limitantes para realizar su trabajo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), una persona obesa experimenta un aumento del 50% en la pérdida de productividad y requiere un 88% más de visitas médicas que una persona sana.

Los empleadores entienden tener trabajadores saludables se traduce en mayor rendimiento físico o intelectual. Al mismo tiempo, se reducen las pérdidas económicas provocadas por la ausencia de empleados como consecuencia de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Para mantener tu peso ideal, así como cuidar de tu salud, te damos algunos consejos que puedes poner en práctica incluso en tu trabajo:

  1. Cuida las porciones que consumes de todos los alimentos.
  2. Realiza actividad física de intensidad moderada al menos 3 veces por semana, mínimo 30 minutos por sesión.
  3. Reduce las actividades sedentarias como ver televisión o pasar mucho tiempo en la computadora.
  4. En tu jornada laboral consume mucho líquido, de esta forma tendrás que ir al baño más veces y estarás más activo, y además procura utilizar el baño que quede más lejos de tu sitio de trabajo.
  5. Sube las escaleras en vez de tomar el ascensor.
  6. Evita las máquinas expendedoras, normalmente contienen solo bebidas azucaradas, frituras y carbohidratos.

Sigue estos sencillos consejos y empieza a cuidar de tu salud, y motiva a tu equipo de trabajo a cuidarse. Mientras más sano estés más productivo serás cada día.

Fuentes: Vital RPP Noticias / América TV / El Comercio