Estrés en el teletrabajo: ¿cómo evitarlo?

Miércoles, 17 Febrero 2021 - 6:24pm
Medical Assistant - Estrés en el teletrabajo: ¿cómo evitarlo?

El teletrabajo es una forma de trabajo a distancia en la cual el trabajador desempeña su actividad sin la necesidad de presentarse físicamente en la empresa o lugar de trabajo específico. Esta modalidad trae beneficios tanto al empleador como al trabajador, y a la sociedad a largo plazo, cuidando el medio ambiente.

El teletrabajo se transformó en la solución para muchas empresas a nivel mundial durante la pandemia provocada por el COVID-19, y fue, de alguna manera, una forma de proteger el empleo para millones de personas en todo el mundo.

Con la irrupción de la crisis sanitaria, un importante número de trabajadores experimentaron su primera incursión en el teletrabajo, teniendo que afrontar numerosos desafíos, tanto laborales (coordinación a distancia, cambios en los procesos y herramientas…) como relacionados con su bienestar físico y mental.

A pesar de que muchos de los retos concernientes al ámbito organizacional se han ido superando gracias a la iniciativa de las empresas, los altos niveles de estrés y el aumento del sedentarismo siguen siendo algunos de los efectos menos deseados sobre la salud del trabajo en remoto.

Esto se traduce en una mayor dificultad para desconectar, aparición de sensación de aislamiento, disminución de la concentración, dolores musculoesqueléticos, aumento de peso, problemas en el descanso nocturno, pesadez en las piernas o trastornos digestivos.

Factores de riesgo psicosocial del teletrabajo

Trabajo aislado

Hay situaciones (como el aislamiento) que pueden producir un desequilibrio en el ser humano y dar lugar a conductas alteradas y altos niveles de estrés. Este desequilibrio puede presentarse a nivel socio – afectivo y a nivel cognitivo.

  • A nivel socio – afectivo: en los trabajos rutinarios, la ausencia de otras personas puede implicar aburrimiento o un descenso en la vigilancia y también puede verse alterada la percepción del tiempo.
  • A nivel cognitivo: la carencia de información, formación o de medios para tomar decisiones, obligan a recurrir a la propia experiencia de trabajo. Esta dificultad para tomar decisiones puede llevar, fácilmente, al error, a la inacción o a la incertidumbre.

Control y autonomía en el trabajo

Suele atribuírsele al teletrabajo la ventaja de permitir al trabajador mayor control y autonomía en el trabajo. Sin embargo, tanto la falta como el exceso de autonomía pueden representar un riesgo para la salud mental.

El ritmo se puede intensificar por demanda de los usuarios, que muchas veces presionan y exigen. La falta de supervisión y/o control directo puede provocar que el individuo trabaje en exceso y se sobrecargue o, por el contrario, que se trabaje poco. Y por otra parte, la supervisión permanente puede generar ansiedad generalizada.

Relaciones sociales

Aunque las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) ofrecen posibilidades de apoyo, formación e información en situaciones problemáticas; y que la distancia con los compañeros de trabajo y jefes es conveniente para personas con personalidades autónomas o solitarias, el teletrabajador puede sufrir de:

  • Aislamiento físico y social.
  • Estado de soledad.
  • Un bajo o nulo soporte social por parte de superiores y compañeros.
  • Mala calidad de relación entre compañeros y con superiores.
  • Ambigüedad en su rol de trabajo.

Flexibilidad

Se refiere a la organización del tiempo de trabajo y la conciliación vida privada y laboral. En otras palabras, el equilibrio entre trabajo y lo que está por fuera del trabajo. Pero este equilibrio no es fácil y entre los riesgos podemos mencionar:

  • Se flexibilizan también las relaciones de trabajo.
  • La jornada de trabajo se extiende al teletrabajar.
  • Aumento de la intensidad y ritmo de trabajo.
  • Dificultades para evitar superposiciones de las tareas del trabajo y las domésticas.
  • Complicaciones en el manejo de los horarios y la alimentación (caos en los horarios de comidas, comer sentado en el escritorio de trabajo).
  • Desatención de la propia persona (problemas relacionados con trabajar en pijama, no diferenciar el atuendo de vestimenta).
  • Mayor probabilidad de que se produzcan interrupciones durante el tiempo de trabajo por asuntos domésticos y familiares.

5 recomendaciones para evitar el estrés laboral asociado al teletrabajo

Si estás pasando por un momento de tensión laboral en casa, puedes evitar el tecnoestrés para llevar una vida tranquila y plena mientras trabajas desde tu hogar. A continuación, te damos algunas recomendaciones para prevenir el estrés y para que desarrolles tu propia metodología de teletrabajo.

Quítate el pijama

Es realmente importante que logres separar mental y físicamente lo que significa el “modo trabajo” y el “modo familia”. La forma más práctica de hacerlo es establecer rutinas que te hagan saber que se ha iniciado el tiempo de trabajar, tales como desayunar, quitarte el pijama, ducharte y ponerte otro tipo de vestimenta.

Al prepararte le dices a tu mente y a tu cuerpo que estás trabajando y que hay que seguir el mismo patrón que si se fuese a salir para ir a la oficina. Si te levantas, te duchas y te vistes, haz lo mismo. Así, es fundamental que puedas establecer esa rutina para que tengas bien en claro cuáles son tus hábitos y controlar adecuadamente tu alimentación.

Construye un espacio de trabajo

Con el objetivo de separar el modo familiar del modo laboral, la mejor recomendación es acondicionar un espacio únicamente para trabajar. Tener una pequeña oficina en casa te ayudará a sacar el computador de la cama o levantarte del sofá para que tengas una mejor postura al trabajar y separes mentalmente tu lugar de descanso de tu lugar de trabajo.

Igualmente, asegúrate de contar con una buena iluminación para que no sufras problemas de visión en el futuro. Un ángulo correcto de colocación de la pantalla es importantísimo para que conserves la buena postura y te sientas más cómodo al trabajar.

Establece un horario

Una de las mayores causas del estrés laboral se da por la confusión con los horarios de trabajo. Ya que siempre tienes acceso a tu computador, siempre sientes el deber de estar trabajando en ella.

De hecho, de acuerdo con diferentes estudios, un 79% de las personas que ahora trabajan de manera remota, dedican más tiempo a la labor que antes, logrando que en el 70% de los casos sea el trabajo una causa de estrés. La respuesta rápida a cómo se puede prevenir el estrés es desarrollar horarios de trabajo específicos que limiten tu tiempo, reuniones y actividades laborales.

Haz algo diferente en tus tiempos libres

¿Como prevenir el estrés laboral? Parte de tu horario debe incluir espacios de entretenimiento en los que necesitas desconectarte de tus responsabilidades. Por ello, te recomendamos elegir una actividad muy diferente para tus ratos libres.

Es decir que, si trabajas redactando informes, por ejemplo, evita tener que redactar en tiempos que no estén asignados para actividades laborales. Por el contrario, trata de dejar las pantallas por un rato para despejar tu mente.

No te olvides de tus amigos y familia

Finalmente, una de las medidas para prevenir el estrés laboral es mantener el contacto con tus amigos y familiares. El distanciamiento social puede hacerte sentir realmente solo, pero siempre tienes la opción de reconectarte, hablar con tus amigos por teléfono, hacer una videollamada o simplemente chatear un rato.

El COVID-19 ha cambiado nuestras vidas y nuestra manera de trabajar, quizás de forma permanente. Aplica algunos consejos para mantener hábitos saludables y evita el estrés que puede causar el teletrabajo.

Fuentes

Riesgos psicosociales en el teletrabajo – Instituto de Seguridad Laboral de Chile

Teletrabajo, estrés y sedentarismo: ¿Cómo prevenir los efectos de esta combinación? – Prevención Integral

Teletrabajo y cuarentena: Consejos para prevenir el estrés o ansiedad – Plan de Acción Coronavirus – Chile

Teletrabajo saludable: cómo prevenir el tecnoestrés – Universitat Oberta de Catalunya