Exámenes médicos ocupacionales

Los exámenes médicos ocupacionales (EMO) permiten el diagnóstico oportuno de alguna condición o enfermedad que pudiese estar relacionada con el trabajo. El objetivo de estas evaluaciones es conocer el estado de salud y/o aptitud del individuo antes de emplearlo, durante el ejercicio del vínculo laboral y tras la culminación del compromiso.

En el caso de los trabajadores que asumen actividades de alto riesgo, el empleador se encuentra obligado a realizar exámenes médicos ocupacionales antes, durante y al término de la relación laboral. Sin embargo, para los empleados que no realizan actividades consideradas de alto riesgo, las organizaciones están obligadas a realizar estas evaluaciones al menos cada dos años.

¿Qué ofrecemos?

  • Examen médico pre-ocupacional: Se realiza antes de que el postulante sea admitido en un puesto de trabajo. Determina el estado de salud del individuo al momento del ingreso y su aptitud para el cargo.
  • Examen médico ocupacional periódico: Monitorea la exposición a factores de riesgo e identifica posibles alteraciones temporales, del estado de salud del trabajador que se asocien al puesto de trabajo.
  • Examen médico ocupacional de retiro: Evaluación médica realizada al trabajador respecto de su estado y condición de salud días previos al cese laboral.

Beneficios

  • Facilitan la vigilancia del trabajador, así es posible detectar si su condición de salud se ve afectada o agravada por alguna enfermedad contraída en el ambiente laboral.
  • Impulsan la promoción de salud en el ambiente laboral. Los datos que aportan los exámenes son esenciales para el diseño de campañas de prevención y concienciación de riesgos laborales.
  • Los resultados de cada evaluación aportan datos que sirven para medir la eficacia del plan de prevención vigente en la organización.