¿Qué es el síndrome del túnel carpiano y cómo prevenirlo?

Viernes, 3 Noviembre 2017 - 4:18pm

¿Te has preguntado por qué te duelen las manos, muñecas y antebrazos con cierta frecuencia? ¿Has pensado que ese dolor puede estar relacionado con el uso reiterado del teclado y ratón de la computadora? Lo más probable es que usted padezca el síndrome del túnel carpiano, una condición dolorosa progresiva causada por la compresión de un nervio importante de la muñeca.

Este síndrome es un mal muy común entre los trabajadores de oficinas como redactores y secretarias, pero también se presenta en carpinteros, en trabajos de montaje y ensamblaje; e incluso en violinistas, jugadores de golf, remeros, entre otros, que fuerzan las muñecas con frecuencia.

Esta afección se presenta cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano a nivel de la muñeca.

El nervio mediano controla las sensaciones de la parte anterior de los dedos de la mano (excepto el dedo meñique), así como los impulsos de algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan los dedos y el pulgar. Al presionarse, ocasiona dolores intensos en la mano afectada.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel carpiano?

Entre los síntomas más comunes de este padecimiento se encuentran:

  • Calambres o entumecimientos en la palma de la mano y los dedos, especialmente del pulgar y de los dedos medio e índice.
  • Pérdida paulatina de la fuerza de agarre en la mano y los dedos.
  • Sensación de ardor en el brazo o en la planta de las manos.
  • Torpeza, pérdida de habilidad en movimientos y precisión en las actividades laborales o cotidianas.
  • En casos crónicos y/o sin tratamiento, los músculos de la base del pulgar pueden debilitarse o atrofiarse. Algunas personas no pueden distinguir el frío y el calor a través del tacto.

¿Cómo prevenir esta afección?

En el ambiente de trabajo, el personal puede realizar labores de acondicionamiento, ejercicios de estiramiento, tomar descansos frecuentes, usar férulas o tablillas para mantener rectas las muñecas y mantener una postura y posición correctas de la muñeca.

Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de las muñecas pueden ser beneficiosos para prevenir el padecimiento o evitar que empeore. Cuando uses un teclado mueve solamente los dedos; siempre mantén la muñeca recta. Si tu teclado tiene una almohadilla en la parte inferior, utilízala para colocar tus muñecas durante los períodos de descanso. Relaja los hombros y mantén los codos a los lados del cuerpo.

Utiliza dispositivos con diseño ergonómico, su diseño y sus materiales permiten que la mano y la muñeca adopten posiciones más naturales. Estos pequeños pero significativos cambios realizados en el ambiente de trabajo previenen la ocurrencia del síndrome del túnel carpiano, dolores, molestias y lesiones. 

Fuentes: NINDS y efisioterapia.net