¿Qué significan y cuál es la importancia de los octógonos en los alimentos?

Lunes, 5 Agosto 2019 - 9:25pm

Los octógonos de advertencia que contienen algunas bebidas y alimentos son señales informativas que deben colocarse en las etiquetas de bebidas no alcohólicas y alimentos procesados altos en azúcar, sodio, grasas saturadas o que contienen grasas trans.

Desde el 17 de junio de 2019, en atención a los establecido por la Ley de Alimentación Saludable y por disposición del Ministerio de Salud (Minsa) todos los alimentos industrializados deberán tener en sus empaques los octógonos de advertencia que indiquen si un producto es alto en sodio, alto en azúcar, alto en grasas saturadas o contiene grasas trans. El etiquetado busca que el consumidor tome decisiones informadas al momento de comprar un producto.

De acuerdo con los parámetros fijados en el Reglamento de la Ley de Alimentación Saludable los productos podrán tener hasta cuatro sellos de advertencia según su contenido.

¿Cuáles son los parámetros para que un alimento o bebida sea considerada “alta en”? En el caso de los alimentos sólidos se considerarán altos en sodio aquellos que contengan una cantidad mayor o igual a 800 mg/100 g, altos en azúcar los alimentos con 22,5 g o más por cada 100g, grasas saturadas mayor o igual a 6g/100g y grasas trans 5g/100g.

En el caso de las bebidas, son consideradas altas en sodio aquellas que contengan 100 mg o más por cada 100 ml, altas en azúcar 6g/100 ml y altas en grasas saturadas las bebidas cuya composición tenga 3g o más por cada 100 ml.

La ley de alimentación saludable, además de exigir un sistema de etiquetado de advertencia en los alimentos procesados, también dispone la creación de un sistema de monitoreo de obesidad en niños y que haya actividad física y educación nutricional en las escuelas. Asimismo, prohíbe la venta de alimentos no saludables en los quioscos escolares y que se norme la publicidad engañosa de alimentos procesados.

Perú es el segundo país, después de Chile, en implementar este sistema de advertencia que permite al consumidor conocer el contenido de sodio, azúcar y grasas de los alimentos para que al seleccionarlos pueda hacer una elección informada y quizás escoger comidas más nutritivas. Estas iniciativas responden a los altos porcentajes de obesidad, especialmente en niños menores de 11 años que hay en nuestro país.

Fuentes: El Comercio y Vital RPP