Factores y grupos de riesgo en salud ocupacional: ¿por qué definirlos?

Miércoles, 24 Abril 2019 - 5:47pm

Los riesgos laborales son las posibilidades de que un trabajador sufra una enfermedad o un accidente vinculado a su trabajo. Por otra parte, un grupo o población de riesgo está constituido por aquellas personas que, debido a ciertas características, ya sean biológicas, físicas o sociales tienen mayor probabilidad de contraer determinadas enfermedades, sufrir intoxicaciones o accidentes.

En cada empresa u organización que cuente con un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) deben declarar cuáles son los factores de riesgo inherentes a la actividad que ahí se realiza. Los factores de riesgo laboral son condiciones que existen en el trabajo que de no ser eliminados tendrán como consecuencia accidentes laborales y enfermedades profesionales. Se relacionan siempre con una probabilidad y unas consecuencias.

Un riesgo laboral es sinónimo de amenazas, obstáculos, daños, incidentes, siniestros y accidentes. No todos los trabajos suponen los mismos riesgos ni el mismo nivel de exposición a estos. Los riesgos dependen de factores como el lugar, la tarea, el cargo y, por supuesto, la actividad comercial de la empresa.

Principales factores de riesgo laborales

  • Mecánicos: aquellos que se derivan del uso de máquinas, herramientas, equipos y objetos que puedan ocasionar accidentes.
  • Físicos: los que dependen de las propiedades físicas de los cuerpos, como por ejemplo, la iluminación, la temperatura, el ruido y otros tantos que puedan afectar la integridad física de los trabajadores.
  • Químicos: se derivan del uso de sustancias que, al entrar en contacto con los cuerpos, pueden ocasionar quemaduras, intoxicación o lesiones sistémicas. Dependen del nivel de concentración de la sustancia y del tiempo de exposición de los trabajadores con esta.
  • Locativos: tienen que ver con las características del diseño, la construcción, el mantenimiento y el deterioro de las instalaciones en las que los trabajadores realizan sus tareas. También incluye los materiales con los que están hechos los pisos, escaleras, pasillos, mobiliario, entre otros.
  • Biológicos: son grupos de agentes orgánicos como hongos, bacterias, virus, parásitos, plumas y polen, entre otros, que están presentes en ciertos climas laborales y que pueden afectar a la salud y el bienestar de los trabajadores.
  • Psicosociales: se refiere a la interacción del personal en el ambiente de trabajo, las condiciones de organización laboral y las necesidades, capacidades y hábitos de las personas que forman parte de dichos ambientes. La depresión, el estrés laboral y las cargas de trabajo excesivas son algunos ejemplos.
  • Meteorológicos: son todos los fenómenos naturales de origen geológico, meteorológico e hidrológico como erupciones volcánicas, desbordamientos de ríos, terremotos, tormentas, inundaciones, huracanes, entre otros.

Importancia de los grupos de riesgo

Ahora bien, una vez determinadas cuáles son esas características de la organización que pudiesen devenir en un riesgo para la salud de los colaboradores, es importante también -dentro del SG-SST- definir cuáles son los grupos o población de trabajadores con mayor riesgo al estar expuestos a estas características.

Los colaboradores con problemas respiratorios son grupos de alto riesgo en trabajos cuya actividad implica la inhalación de gases o sustancias tóxicas. Igualmente, en trabajos de construcción o que requieran del levantamiento de cargas, personas con antecedentes de problemas óseo-articulares representan una población de alto riesgo.

Los accidentes y las enfermedades que afectan a los trabajadores no solo dañan la salud del trabajador, sino también el éxito en la gestión de la empresa. Las horas de trabajo perdidas por accidentes y enfermedades, así como los materiales dañados interrumpen la continuidad del proceso de trabajo.

Por esto, es sumamente importante que las organizaciones determinen los factores de riesgo de su actividad y los grupos de colaboradores cuya salud se ve mayormente expuesta.

Fuentes

García, R. F. (2013). La productividad y el riesgo psicosocial o derivado de la organización del trabajo. Editorial Club Universitario.

Cusí, P. F. (2012). Salud y trabajo: los nuevos y emergentes riesgos psicosociales (Vol. 206). Editorial UOC.

Guía para la Acción Preventiva – Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España.