¡Cuida tu corazón! Cuatro consejos para mejorar tu salud cardíaca

Miércoles, 26 Septiembre 2018 - 6:57pm

El corazón es un órgano importantísimo en nuestro cuerpo, de ahí lo indispensable de mantenerlo saludable. Antes de adentrarnos en la relevancia de su cuidado, empecemos por definir qué es la cardiología y cuáles son los aportes de esta a la salud ocupacional.

La cardiología es una rama de la medicina que se ocupa de las afecciones del corazón y del aparato circulatorio. Investigaciones demuestran que las horas extra de trabajo le hacen daño al corazón y las arterias, aumentando así el riesgo de sufrir un infarto. Aquellos colaboradores que trabajan 55 horas o más a la semana tienen mayores probabilidades de contraer enfermedades cardíacas que quienes ajustan su jornada a las 35 o 40 horas.

Tener un ambiente laboral saludable debería ser una de las preocupaciones prioritarias de los empleadores, por ello debe incluirse en los exámenes ocupacionales pruebas que permitan determinar la salud cardíaca, así como fomentar hábitos de alimentación y ejercicios que promuevan el bienestar de quienes conforman la organización.

A continuación mencionamos algunas recomendaciones para el cuidado de la salud del corazón:

  1. Haz pausas activas: La gimnasia laboral consiste en realizar ejercicios físicos y mentales por un corto tiempo durante la jornada laboral. Ayudan a reducir la fatiga y son una herramienta efectiva para inyectar energía al organismo.
  2. Tómatelo con calma: La ira y la ansiedad son dos emociones que aumentan hasta el 750% el riesgo de infarto en las dos horas siguientes a haberlas sentido con intensidad. Las preocupaciones, los enojos, las angustias y toda situación que genera estrés producen un aumento de la presión arterial, lo que puede generar un infarto.
  3. Práctica algún deporte: Al ser un músculo, tu corazón necesita ejercitarse. Por eso, realiza actividad física regular, mejorarás la circulación sanguínea en todo tu cuerpo y tus arterias lograrán una mayor y mejor dilatación y los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre se regularán y la presión arterial disminuirá.
  4. Cuida lo que comes: Un peso adecuado se logra al equilibrar las calorías que se ingieren con las que se gastan durante el día. Lo ideal es gastar más de lo que se come. Acumular grasa en la zona abdominal te predispone a enfermedades cardiovasculares, ya que hay células grasas que crean sustancias inflamatorias que afectan al tejido cardiaco.

Sigue estos sencillos consejos y empieza a cuidar de tu corazón. Invierte en exámenes médicos ocupacionales y asegúrate de que la salud cardíaca de todo tu personal sea óptima.

Fuentes: Biblioteca Virtual en Salud de Cuba y El Mundo España